Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de cookies.

Tu Bienestar

Para cuidar el cuerpo, ¡estírate!

Eva Tomás

Eva Tomás

Monitora deportiva profesional. Nº colegiada: 001459

Con la edad y la falta de ejercicios, la presencia de estrés o los kilos de más, nuestros músculos se van transformando en cuerdas y tiran de los huesos, razón por la cual nuestro cuerpo, poco a poco, se dobla y arquea (nos encogemos). Este encogimiento altera las articulaciones impulsando la aparición de artrosis y otras enfermedades.
 
Estar flexible es sinónimo de vitalidad, movimiento y vida. Por eso es importante, incluso en la tercera edad, comenzar con un programa de ejercicios de estiramientos, ya que la capacidad de movimiento también depende de la flexibilidad.

Si inicias un plan de estiramientos sentirás y te sorprenderás de cosas que pensabas que no podías hacer nunca más. Por eso es conveniente que cada persona, de acuerdo con su estado, realice 2-3 ejercicios de estiramientos casi a diario en una sesión de 5-10 minutos cada día por la noche o por la mañana. Aunque no hayas sido muy activo a lo largo de tu vida, nunca es tarde para abandonar el sedentarismo y aprovechar los beneficios que proporciona la práctica de ejercicio físico.
 

Consejos

  • Cuando estiramos el músculo, no debemos tener sensación de dolor.
  • Llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada. Para una buena concentración de estiramientos hay que alimentarse adecuadamente.
  • Respirar correctamente: coge aire por la nariz hasta la barriga y expúlsalo por la boca muy lentamente.

  • Piensa que aumenta la sensación de bienestar general.

  • Ayuda a mantener un peso corporal adecuado.

  • Fortalece el concepto de autoestima y de imagen corporal.

  • Reduce y retrasa el deterioro cognitivo porque estimula la neuroregeneración.