Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de cookies.

Noticias

30/06/2017

La importancia de desayunar sin azúcar

¿Qué debo comer por las mañanas?

Cristina Lafuente Gómez

Cristina Lafuente Gómez

Dietista-nutricionista de Alimmenta

El desayuno suele ser una de las comidas más rutinarias que hacemos, quizás influyan la falta de tiempo o la pereza que tenemos al levantarnos, pero que sea monótono no tendría por qué ser un problema si eligiéramos bien los alimentos. Eso sí, hay que tener presente que cuanto más variado, más rico en nutrientes será y además nos alegrará las mañanas.

Uno de los errores más comunes del desayuno es que estamos acostumbrados a que sea siempre dulce, y suele estar formado por bollería, como madalenas o cruasanes, o bien por pan con mantequilla y mermelada. Esto, sumado al azúcar que le solemos poner al café con leche hace que sea una comida con un exceso de azúcar nada recomendable.

Y desde aquí queremos dejar claro que el hecho de que un desayuno no tenga azúcar no significa que sea malo o aburrido. ¡Todo lo contrario!


¿Qué debe contener un desayuno saludable ideal?

Para empezar vamos a conocer el esquema clásico de un desayuno saludable:

Lácteos:
  • ¿Por qué? Es un modo de tomar la ración de calcio que necesitamos a diario.

  • Ejemplos: Puede ser leche, preferiblemente desnatada, queso fresco o yogur. Y si no toleramos o no nos gustan los lácteos los podemos sustituir por bebidas vegetales enriquecidas en calcio (leche de almendras, bebida de soja o avena…).

  • ¿Cómo reducimos el azúcar? Si tomamos café con leche una opción sería ponerle un edulcorante artificial que endulza pero no contiene azúcar. Aunque la mejor recomendación es acostumbrar al paladar poco a poco a tomarlo sin azúcar. Sólo tienes que reducir la cantidad de azúcar que te añades de forma progresiva y verás como al final te gusta. Si eliges bebida vegetal, busca una que no lleve azúcares añadidos.
Cereales:
  • ¿Por qué? Es la fuente de energía, la gasolina que nos ayuda a funcionar.
  • Ejemplos: pan (mejor integral) o cereales de trigo (mejor integrales).

  • ¿Cómo reducimos el azúcar? Si sueles tomar pan con mermelada elige una light, están hechas con edulcorante artificial. También puedes acostumbrarte a los desayunos salados añadiendo jamón o pavo o incluso tomate a rodajas o aguacate. Si prefieres los cereales de desayuno busca los que sean sin azúcar añadido.
Fruta:
  • ¿Por qué? Nos aporta fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua.

  • Ejemplos: todas son válidas. Cuánta más variedad mejor.

  • ¡La mejor manera de endulzar! La fruta de por sí ya es dulce y si todavía la quieres más dulce puedes añadirle un poco de canela, con la manzana o el plátano quedan fenomenal.

Posibles recetas para tus desayunos sin azúcar

En las imágenes que aparecen debajo, extraídas de la cuenta de Instagram de la dietista de Alimmenta Adriana Oroz (@adristylelife), puedes ver las siguientes recetas:

  1. Leche de almendras + zumo de naranja natural + pan integral con plátano y canela.

  2. Avena con fresas y yogur con sirope de chocolate sin azúcar.

  3. Café con leche desnatada + pan integral con aguacate y queso fresco + kiwi troceado.